Clases

Me gusta pensar que la carpintería es como aikido. Uno se mueve con todo el cuerpo, viene de japón y hay cinturones.

Las clases que imparto son personalizadas en un sentido muy práctico, que es el de enseñarle al alumno lo que este necesita más en aquel momento según mi criterio. Para algunos es la sierra, para otros el afilado, y para un tercero es la velocidad y la concentración. 

Sin embargo, hay muchas técnicas objetivas que necesitan ser aprendidas, independiente de quien toma el curso. Es lo que he tratado de plasmar en el currículum que esta en este blog. Afilado, uso de formón, cepillado y cuadratura a mano, marcado de uniones desde el lado y el centro, angulos, angulos compuestos, uniones avanzadas. 

Pero no hay un currículum único que todos deban seguir. Es por el contexto social en que nos encontramos. Si estuvieramos en Japon, un carpintero deberia aprender una gama básica bastante grande ya que en el mundo laboral se van a ver enfrentados a problemas como esos diariamente. En chile ese no es el caso. Nosotros vamos a tener que crear el mundo laboral en que queremos trabajar. 

La educación formal convencional del país es una broma mala. Intereses pecuniarios, un modelo de mercado y un arribismo educacional insoportable asesinaron hace años la educación técnica. El interés de los dueños de escuelas es tener mano de obra barata y estúpida que explotar, tanto en su rol de estudiantes endeudados o en tanto obreros sin imaginación. La educación universitaria no es muy distinta y a nivel global el objetivo es cada vez más formar consumidores que llenen los vacíos de la maquinaria, ojala endeudándose de por vida en el intertanto.  

Vale notar que la maquinaria donde estos consumidores van a ocupar sus puestos está llevando el mundo a un colapso ecologico de proporciones históricas. 

Algo tiene que cambiar. 

Educare, la palabra latina, tiene el significado de sacarse del barro, y es un verbo reflexivo. Educarse. La educación no es algo que es entregado por una autoridad o institución en una relación de poder en que el alumno al someterse a una cierta disciplina es premiado con un saber. Educarse tiene que ver más con tener una cierta experiencia, tomar conciencia de ella, y mejorarse (entendido esto en ambos sentidos, ser mejor y estar más sano). Este aprendizaje, ya lo decía Socrates, es algo que pasa en y por el alumno y en donde el educador no es más que un facilitador, una partera en las palabras del griego. 

Los invito entonces, a educarnos. Paso a paso, joint by joint. Desarrollemos un curriculum que de cuenta de nuestras necesidades y nuestras experiencias, de nuestras maderas y las herramientas que hay aca. De lo que queremos sea necesario saber para los alumnos del futuro. De lo que soñamos con hacer y algun dia, si nos esforzamos, haremos. 

2 comments:

  1. Estimado sebastian, un gusto saludarte.

    Tienes algun mail para contactarte, estoy interesado en tus cursos.

    Saludos,
    Fernando

    ReplyDelete
    Replies
    1. tsuresuregusa@gmail.com

      Esperando tu mail,
      saludos

      Delete